Texto de – ENNIO TERRASI BORGHESAN

Traducciòn de – MARTA DULLIA & ENNIO TERRASI BORGHESAN

 

BOCA VS RIVER

 

Era el 24 agosto de 1913, un domingo de fin de invierno en Buenos Aires y el campeonato de futbol veìa el encuentro de dos equipos de la capital Argentina, las dos nacidas en la decada precedente, en el mismo barrio: la Boca.

La Boca es el barrio mas caracteristico de Baires, un triumfo de colores que hoy cuenta con 50.000 animas, que lo viven incesantemente, animas que por la mayoria tienen un apellido italiano, qui tienen sus raices en historias de familias genovesas, que llegaron a los bordes del Rio de la Plata, entre la fin de 1800 y los primeros años del 1900.

El 25 Mayo de 1901, naciò el club River Plate, nel barrio de la Boca, incorporacion de dos equipos, Santa Rosa e Le Rosales, de origen ingles, con el nombres elegido por los fundadores del club, que tenian origines italianas, para homenajar al futbol ingles. Estas origines la se pueden encontrar tambien en los colores tipicos de la camiseta blanco y roja, que son emblemas de la ciudad de Genova.

El apodo del River es “milionario” desde que Barnabè Ferreyra, conocido futbolista argentino, fue fichado por el equipo con 35.000 pesos (osea casi 5.000 euros), record absoluto y inimaginable, en esa epoca.

Cuatro años despues, el 3 de abril de 1905, siempre en la Boca, naciò el Club Atletico Boca Juniors (litelarmente “Los Jovenes de la Boca”). En realidad, fueron jovenes los que fundaron el club. Por supuesto, de origines italianas, de Genova.

Y mas, adivinen cual es el apodo de Boca (y de los habitantes de la Boca)? Xeneizes, una distorsiòn de Zeneize, que es la traduccion de “Genoveses”.

Ese 24 de agosto, cien años atras, River y Boca se metieron por la primera vez en un partido oficial, (en realidad, no fue la primera vez, porque ya en pasado, en 1908 y 1912, se encontraron en dos partidos amistosos, que se concluyeron con una victoria Xeneize y un empate). Todavìa, el partido del 24 de agosto fue la vez en la que naciò la rivalidad entre los dos equipos.

Boca jugaba en casa, en el estadio de Racing, en el barrio de Avellaneda, por la gran cantidad de publico estimada (casi 7.000 personas fueron al estadio en esta fria tarde de agosto) y el partido tenia que empezar a las 14:30.

La hora era estimada, porque a esa hora, en el estadio de Avellaneda, faltaba un protagonista esencial: el juez.

El juez no se presento al estadio, y tuvieron que buscar a otro de prisa: con 40 minutos de dimora la mision tuvo exito y el partido empezò.

Boca empezò re bien, pero no pudo tomar ventaja de su superioridad, por los errores del delantero Mayer y, a mitad del primer tiempo, Candido Garcia marcò el primer gol del partido, y los Milionarios se pusieron a comandar el partido.

Los locales sentiron el golpe y, no pudiendo organizar una respuesta, el primer tiempo terminò con River arriba por 1-0.

En el segundo tiempo los Millionarios siguieron con su superioridad y marcaron el segundo tanto con un tiro corto de Ameal sobre el cual nada pudo el arquero de Boca, Virtù Bidone.

Los Xeneizes tomaron la inciativa y lograron reabrir el encuentro con la buena actuacion del talentuoso Romano, que al minuto 28 sirviò el delantero Mayer que marcò el tanto del 1-2 Boca.

Luego del gol de Mayer, el clima subiò de unos grados en Avellaneda, con una disputa que viò la expulsiòn de Ameal y una pesima imagen monstrada por el futbol argentino.

El partido terminò con la victoria de River por 2-1, la primera de una infinita serie de batallas: hasta hoy, River cuenta con 108 superclasicos ganados contra los 126 de Boca, por un total de 343 partidos jugados entre los dos equipos.

Lo que Garcia, Fraga, Mayer y los otros 19 jugadores que animaron aquella tarde de Avellaneda es que aquel partido iba a marcar el primer capitulo de una historia infinida, una rivalidad que divide toda Argentina y paraliza el deporte latinoamericano y mundial todas las veces que Millionarios y Xeneizes salen a la cancha para dar vida a un nuevo Superclasico.

Boca contra River significa el pueblo contra la elite, los inmigrantes contra los que tuvieron “exito”, quien quedò en la Boca contra quien se fue, la supremacia internacional (Boca es el equipo, junto con Milan de Italia, que ganò el mayor numero de copas internacionales en el mundo) y el dominio nacional (River, con 33, es el cuadro que ganò mas campeonatos).

Es el partido que todos los niños argentinos, que se ilusionan en ser un jugador de futbol, sueñan de jugar.

Es, segundo el diario ingles “The Observer”, la experiencia deportiva mas intensa en el mundo.
Es una rivalidad infinita, que el domingo 6 de Octubre asistarà a otro capitulo, el 344, que paralizarà por 90 minutos el futbol Argentino, latinoamericano y mundial.

Scrivi

La tua email non sarà pubblicata